martes, 3 de mayo de 2016

Gracias mis valientes. ¡Estamos en Milán!


El Atlético de Madrid, tras 90 minutos de sufrimiento, estará una vez más en una final de la Uefa Champions League, esta vez espera Milán.




El entrenador del Atlético alineó un once que una vez más pasara a la historia del Atlético de Madrid: Oblak en portería; defensa para Juanfran, Giménez, Godín y Filipe Luis; centro del campo para Augusto, Gabi, Koke y Saúl; y delantera para Griezmann y Fernando Torres.

El Bayern empezo fuerte, dominando el partido y ese dominio le llevo a marcar el único gol en la primera parte, obra de Xabi Alonso tras una falta rebotada en Giménez.

Pero todo se podía venir abajo cuando tras el primer gol bávaro, Giménez cometía un penalti sobre Javi Martínez. Pero en las grandes ocasiones son cuando aparecen los grandes jugadores. Y Oblak es uno de ellos. Y Oblak paro el penalti a Müller.



Tras esta parada el Atlético cambio, respondio y peleo con mas garra.

En la segunda parte, con la entrada de Carrasco, el Atleti salio a morder y se puso parejo en juego al Bayern de Munich, y tras una gran combinación entre Torres y Griezmann, este último finalizaba ante Neuer y ponía el empate en el marcador.



Pero en el minuto 74, Robet Lewandowski marcaba de cabeza tras una buena jugada del equipo alemán el 2-1, lo que apretaba la eliminatoria.

Minutos después, tras un gran movimiento de Fernando Torres, Javi Martínez comete penalti sobre el de Fuenlabrada, que el propio Fernando tiraría, pero el portero alemán detuvo el penalti.

El Atleti tenía que seguir sufriendo, y lo hizo, y mantuvo el resultado.

Por segunda vez en tres años estamos en una final de la Uefa Champions League, esta vez espera Milán.



Los futbolistas rojiblancos celebraron sobre el cesped de Allianz Arena el pase a la final y agradecieron a los mas de 3.000 atléticos que viajaron hasta Alemania para animarlos.

Y es que estos futbolistas y este cuerpo técnico han vuelto a demostrar de nuevo que se merecen toda gratitud, porque pesé ha hacernos sufrir, nunca nadie ha hecha tan felices a esta familia llamada Atlético de Madrid. Gracias mis guerreros, gracias mis valientes.

Atleti yo te amo, contigo a Milán.